Verónica

Desde que trabajo en la ITV me siento más útil, una persona más entera. Mi vida dió un giro muy grande, gracias al trabajo me pude independizar. Entre el trabajo de la limpieza por la mañana y de Ordenanza en la ITV, vivo bastante bien. Soy una persona que lleva una vida como uno más.

Sobre los compañeros no tengo ninguna queja, al contrario, me tratan como a uno más, y eso para mí es importante. Las personas que tenemos alguna minusvalía no somos bichos raros, por lo tanto que nos traten como personas que somos.

Mi comentario para los empresarios sería: No se puede juzgar a una persona por su minusvalía, antes de saber si es trabajadora o si vale para el puesto.

VerónicaITV de Peinador